imprimir

¡Hola! Soy Anxo, tengo 25 años y el pasado año estuve haciendo un voluntariado cultural en una cafetería de Roskilde, Dinamarca. Tras solicitar varios proyectos en distintos países europeos, se me brindó la oportunidad de acceder a esta opción a través de Abertal y, francamente, fue una de las mejores decisiones de mi vida.

    Durante este año conseguí por fin desarrollar mi nivel de inglés, ya que en Dinamarca el nivel general es notablemente alto, y esto me sirvió para poder comunicarme durante mi estancia. Por otra parte, gané en independencia a nivel laboral, pues a la par que un recibimiento acogedor y un apoyo constante a lo largo de todo el año, también se me dotó de responsabilidad y confianza, y a partir de la segunda semana ya estaba al cargo del café en el que trabajé.


    En cuanto a la vida diaria, supuso una grata sorpresa para mí la buena sintonía general en el trabajo, donde todo el mundo se trata de igual a igual, y donde conviví con más de cien voluntarios. La mayoría de estos eran lógicamente daneses, pero también se forman grupos importantes de voluntarios internacionales, formados principalmente por estudiantes de la Universidad de Roskilde provenientes de diversos países, lo cual resulta muy enriquecedor. Además, nuestro café es un apéndice de una sala de conciertos a la cual acuden algunos de los mayores artistas del panorama danés, así como algunos artistas internacionales, y a todos estos conciertos los voluntarios podíamos acceder gratis, lo cual como amante de la música es un auténtico privilegio.


    Por último, debo hacer mención de nuestro séquito de cinco voluntarios SVE, que convivimos en un entorno fantástico, una antigua granja tradicional danesa con un jardín inmenso en el que pudimos disfrutar de uno de los mejores veranos que ha tenido Dinamarca en décadas. Aquí organizamos cenas y fiestas que nos unieron más con otros voluntarios daneses, y nos permitieron también estar mas ligados entre nosotros, dando lugar a una pequeña familia que creo que ninguno podremos olvidar.