Aquí achegámoste o artigo escrito por Daniel o voluntario deste curso en Abertal. Anímate a coñecelo!!!!

EVS Vigo 2017/18

Hola, me llamo Daniel y soy de Alemania, o como se dice en alemán: Hallo, ich heiße Daniel und komme aus Deutschland.Como la vida nos ofrece muchas oportunidades,especialmente para los ciudadanos europeos, yo creo que hay que aprovecharlas y por eso decidí hacer un SVE de 11 meses aquí en Vigo en el Centro Xuvenil Abertal.

¿Porqué elegí hacer un SVE en Vigo?

Hay varias razones que me motivaron para hacer un SVE. Acabo de estudiar mi Master en European Union Studies y quería vivir una nueva experiencia, en la que puedo contribuir en un proyecto social antes de empezar con la vida laboral gris. Sin embargo, me gustaría conectar esa experiencia al menos un poco a lo que he estudiado en el sentido que tiene algo que ver con Europa. Durante mis estudios tenía la posibilidad y suerte de vivir y viajar en otros países y me ha gustado mucho. Por eso, a veces, mis amigos me llaman “Erasmus Daddy”, porqué participé en tres intercambios universitarios. Creo que vivir en otros países es una de las mejores experiencias para ampliar el horizonte, conocer a gente interesante y explorar otras culturas; y el SVE te ofrece exactamente esto.

No es la primera vez que vivo en España. Hace 4 años pasé seis meses en Valencia y me enamoré de este país y el idioma castellano. Creo que el destino me envió otra vez a España, porque mi solicitud para hacer el SVE fue aceptado muy rápido por Abertal y por eso me dije: ¿Porqué no? ¡Vamos a España! Además Vigo me pareció interesante porque nunca había venido a Galicia y hay un montón por descubrir por aquí.

El primer mes en Vigo

Por tener una temporada estresante con entregar mi tesis adelante, empecé mi nueva aventura del SVE sin mucha preparación. Aunque sabía más o menos que me iba a esperar en un centro juvenil, todo fue muy nuevo y al principio estuve  un poco nervioso por trabajar en un entorno totalmente nuevo (es la primera vez que trabajo con jóvenes) y hablar todo el día en un idioma extranjero. Pero afortunadamente mis colegas en Abertal me recibieron muy cordialmente y también los niños me aceptaron desde el principio, lo que me quitó mucha la ansiedad. Aunque el trabajo puede ser a veces agotador por razones lingüísticas o cuando los niños no se comportan como uno desea, me gusta mucho el voluntariado y estoy muy feliz de haber decidido hacerlo. Con mis compañeros de piso, quienes son otros voluntarios europeos trabajando en distintos proyectos nos entendemos muy bien y tenemos un piso precioso. Además, tenía la posibilidad de conocer a gente local y hacer amigos de Vigo, de lo que me alegro muchísimo. También he viajado un poco en este primer mes y he descubierto lugares hermosos. Las fotos valen más que mil palabras. ;)

                                                        

 

 

 

Un  breve añadido

Aunque solo llevo un mes aquí como voluntario europeo, lo veo como una cosa estupenda. Lo recomiendo hacer a todo el que pueda. Es una manera fantástica de aprender sobre otro país, otra cultura y, lo más importante, también sobre uno mismo al mismo tiempo.

 

Daniel Gratkowski