Aquí vos deixamos o seu artigo , gozadeo:


¡Hola! Me llamo Simone y soy Italiano, Siciliano para ser exactos (aquí hay que ser precisos porque las tradiciones locales están todavía profundamente valoradas). Sabes la película "Murió con un felafel en la mano"? En resumen, soy así: un poco idealista, un poco artista, un poco científico, un poco de deportista. De todo un poco, como todos los trotamundos en busca de un hogar. Este programa de voluntariado en Vigo abre un nuevo capítulo en mi vida que podría llamar: "Piso 6"  

 

 


A pesar de mis muchos viajes al extrangero, esta es la primera vez que tengo que vivir en otro país durante un  período tan largo (unos 11 meses).

 
¿Porqué elegí un SVE y porqué en Vigo?


Ser parte del programa de  servicio de voluntariado europeo Erasmus+ ha sido siempre un objetivo en mi vida. Sin embargo, ocupado por mil compromisos con la universidad, decidí terminar mis estudios en Italia. Ahora me gradué en Psicología y estoy habilitado para ejercer la profesión en Italia. Cuando descubrí la existencia de estos proyectos europeos a los que te puedes presentar hasta los 30 años no he perdido más tiempo y rápido  fui en busca del proyecto más adecuado para mí.
Inmediatamente mi atención se dirigió a España, un país cercano culturalmente a mi (que respira un 'aire' Mediterráneo") y que me gusta más que otros. Después de varios intentos, me encontré ante una llamada de la Asociación Abertal de Vigo. El tema del proyecto es la integración laboral de  personas con discapacidad intelectual. "Bien!" Fue lo primero que pensé. Tras  leer  detalladamente las actividades de los voluntarios inmediatamente pensé que yo podría hacer mi contribución y, no menos importante, estamos hablando de Galicia!


 
Ya otras veces he estado en Galicia, visité Santiago, Coruña, Pontevedra y escubrí que Vigo goza de una ubicación estratégica con un clima que es el mejor de Galicia y donde puedes disfrutar de las maravillosas playas de las islas del Atlántico a los senderos arbolados del  interior. Artísticamente, Vigo tiene algo poético tal vez vinculado a la naturalidad. Independientemente de lo que ofrecen los diversos museos y teatros, los eventos que más me gustan son entre los barrios más centricos donde puedes disfrutar de un hermoso movimiento jazz.

Salida y llegada.
A pesar de que tenía un gran  trasfondo cultural  (incluidas otras experiencias de coexistencia multicultural), estaba un poco preocupado antes de irme. Temía que mi nivel básico de español podría ser un obstáculo para mi adaptación a las actividades del Centro San Rafael. De hecho, entre los diversos usuarios, estaba relacionado también con personas con dificultades de articulación o que hablaban solo en gallego.
Sin embargo, los profesionales del centro (y los propios usuarios) me recibieron con gran amabilidad y buena disposición, haciéndome sentir a gusto. Finalmente, la satisfacción de hacer algo por los demás gana en cualquier preocupación; mi consejo para los futuros voluntarios es no apresurarse, salir de la zona de confort y no esperar demasiado. Vive despacio, pero intensamente, algunas veces solo y otras veces con compañía, las experiencias de un Evs en Vigo. Habla con los locales, haz  equipo y no te detengas a viajar!
 
Una última cosa
Me gustaría dejar al valiente lector algunas palabras de Cesare Pavere, un escritor italiano que seguramente expresa mejor lo que estoy viviendo en mi primera etapa como voluntario europeo en Vigo:
"Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo el confort familiar de casa y amigos. Estás fuera de equilibrio. Nada es tuyo excepto las cosas esenciales: el aire, el sueño, los sueños, el mar, el cielo. Todas las cosas tienden hacia lo eterno o lo que imaginamos de él".
¡Pura vida!


Simone Cangialosi